decoracion





INICIO

DECORACION

PISCINAS

CLIMATIZACION

ELECTRICIDAD

ALBAÑILERIA

AHORRO ENERGIA

HERRERIA

JARDINERIA

GAS NATURAL

MASCOTAS



• Fertilizantes para abonar la tierra

Los fertilizantes son productos químicos naturales o industrializados que se administran a las plantas con la intención de optimizar su crecimiento.

Se dividen en los Naturales u orgánicos, y los Químicos o inorgánicos.

• Fertilizantes Naturales (orgánicos)

Tenemos una gran variedad, desde estiércol de animales, cenizas de maderas y los lombricompuestos.

El estiércol fresco no es aconsejable para las raíces.

Estos fertilizantes no solo aportan nutrientes para las plantas, también mejoran el suelo.

• Fertilizantes Químicos (inorgánicos)

Son preparados industriales, se fabrican mediante procesos químicos o mecánicos.

Si se utilizan en excesos son peligrosos para las plantas.

Las plantas los asimilan rápidamente y los resultados quedan a la vista.

No aportan humus al suelo.

No reemplazan a los fertilizantes naturales pero ayudan a equilibrar los elementos nutritivos.

• Preparación de abono casero

Los componentes para un abono de primera calidad no cuestan nada. Los encontramos en el jardín y pueden ser hojas secas, ramas podadas, plantas muertas, restos de basura, pasto etc. Al combinar estos elementos te dan una tierra orgánica que sirve de alimento a flores y vegetales.

Es aconsejable enterrar los restos de comida pero cubrirlos bien para mantener alejadas feos olores, animales e insectos no deseados. Luego de unos meses esa tierra estará fértil y lista para nutrir a tus plantas.

Otra opción es preparar abono liquido, colocamos una bolsa de estiércol de animal en un tacho con agua, lo dejamos una o dos semanas y utilizamos esa agua para abonar el suelo.

Cada suelo necesita un alimento distinto según su composición, necesidades y su ph.

El suelo tiene una medida llamada ph que determina su alcalinidad o acidez. Cuando es rico en cal o en creta, se dice que es alcalino. En el caso contrario, se trata de un suelo ácido. Generalmente, un ph por encima de 7,0 indica un suelo alcalino, mientras que un pH inferior a 6,5 es ácido.












Sitios recomendados - Otros links

Copyright © 2009 Casafacil ® Todos los derechos reservados


Fútbol Hogar Belleza Mascotas