decoracion





INICIO

DECORACION

PISCINAS

CLIMATIZACION

ELECTRICIDAD

ALBAÑILERIA

AHORRO ENERGIA

HERRERIA

JARDINERIA

GAS NATURAL

MASCOTAS



• FLORES

Las flores dan alegria al hogar , es por eso que no pueden faltar, a continuación las flores más conocidas.

• Rosas

La rosa es sin duda la flor mas popular.De hecho, está considerada como ‘la reina de las flores’.

Además de su aroma, suave y exquisito, las rosas tienen el atractivo de sus hermosas flores y una apariencia elegante que la hace ser la planta más cultivada en parques y jardines de todo el mundo.

Es evidente que las especies de flores grandes son ideales para ser cultivadas en el jardín, y las pequeñas en balcones y terrazas; en compensación, éstas últimas florecen ininterrumpidamente de septiembre a marzo.

En la práctica no existen situaciones ambientales, excluida la sombra total, que impidan el cultivo de la rosa y de otras flores.

Basta con que el rosal reciba de tres a cuatro horas de sol por la mañana para que florezca regularmente. El rosal prefiere los términos medios; ni excesivo riego ni demasiada sequía. Si se tiene en maceta, conviene regarlo cada 3 ó 4 días; en el caso de que esté en el jardín, una vez a la semana.

Su hábitat
Los rosales se desarrollan mejor en zonas templadas y crecen con más facilidad en condiciones de inviernos fríos y helados, primaveras suaves, y días con mucho sol en verano. Deben estar situados en un lugar con abundancia de luz, calor y humedad. La planta no debe ponerse a favor del viento, ni tampoco a pleno sol. Sin embargo, la versatilidad de la rosa hace que pueda adaptarse a condiciones adversas de temperaturas y cantidades variables de sol y de lluvia. Existen pocos lugares en el mundo donde no pueden ser cultivadas, tales como sitios de permanente sequía o fríos intensos y prolongados.

Cómo podarlas
La razón primordial por la cual se podan periódicamente las plantas de rosas es para evitar ramificaciones inútiles que sustraen la savia de la misma e impiden que se desarrollen de forma correcta y se desarrollen flores de calidad. Una planta con muchas ramas, da flores en abundancia, pero de una apariencia mediocre, ya que malgasta la savia en alimentar ramas innecesarias. Se recomienda que después de una poda se fertilice.

Existen dos tipos de podas: la de formación, que se realiza en el primer año y consiste en la formación adecuada del sostén; y la fitosanitaria, que se lleva a cabo a partir del primer año y que supone eliminar todas aquellas ramas enfermas, quebradas o con plagas.

 

• Orquideas

Son de los organismos vivos más números del reino vegetal con más de 35.000 especies que, especialmente en las zonas tropicales, se caracterizan por tener flores muy grandes y vistosas. Pueden vivir entre cincuenta y setenta años y, por ser de lento crecimiento, se estima que transcurren unos cuatro años desde la germinación de la semilla hasta que se obtiene la primera flor. Se considera la familia más evolucionada de todas las fanerógamas, puesto que a través del tiempo han conseguido que sus flores tengan el aspecto de los insectos que las polinizan, abejas y abejorros fundamentalmente.

Quizás la más importante de las peculiaridades que poseen es que una orquídea de cierta especie puede ser fecundada por una de diferente género, de cuya relación surge un híbrido que compartirá las características de sus padres biológicos. Asimismo, es la única especie de flores que tiene los órganos sexuales fundidos en una sola estructura, a la que se denomina columna, y que integra a los estambres y pistilos.

En contraposición a lo que se pensaba en el pasado, las orquídeas no son plantas parásitas por no necesitar tierra para nutrirse. Son epifitas, es decir, que se trata de un vegetal que vive sobre otra planta, pero sin tomar nada de ella ya que se alimenta de los desperdicios animales y vegetales que se depositan en las raíces. Incluso, algunas especies que requieren un suelo más ácido, al no encontrarlo, permiten que las hormigas, que aumentan su acidez, vivan dentro de ellas.

La mayor variedad de las orquídeas crece en las áreas tropicales y las más extrañas florecen bajo las tierras de Australia. La belleza y rareza de algunas de estas especies silvestres hace que sean objeto de comercio causando su amenaza de extinción.

Cuidados de la planta
Este tipo de plantas no germina fácilmente fuera de su hábitat natural, debido a que requieren la asociación con hongos que las provean de nutrientes. Deben cultivarse en un sustrato compuesto de turba, raíces de helechos, fragmentos de poliestireno o carbón de leña y arena, con una aportación de mantillo de compost que sirva como reserva alimenticia. Las raíces deben estar cerca de la superficie. La temperatura en invierno no ha de ser muy alta y en primavera se debe aumentar el riego después de la salida de los primeros brotes florales. En un medio seco, a riesgo de que se pudran las plantas, y antes de que florezcan, es bueno pulverizar las plantas con frecuencia.

• Crisantemos

De origen asiático, pero plenamente extendido por todo el mundo, el crisantemo es una flor hermosa, llena de alegría los hogares como planta ornamental, tanto de interior como de exterior. En Asia representa la longevidad, por eso también es una flor ritual muy frecuente en determinadas ceremonias.

Los crisantemos ofrecen numerosas variedades aptas para todos los gustos. Sus inflorescencias son tan diversas que nos permiten elegir entre un gran surtido de colores y formas, así como plantear innumerables diseños para los arriates o bonitos ramos de flor cortada.

En general, esta herbácea se caracteriza por ser resistente y muy fácil de cultivar, y, aunque prefiere la luz de los exteriores, también se deja mimar si la cultivamos dentro de casa. Además, no necesita excesivos cuidados para conservar sus flores durante bastante tiempo.

Consejos de mantenimiento

Coloca la maceta en un lugar claro y bien ventilado, pero sin corrientes. Cuidado con el calor: no resisten mucho tiempo en estancias calurosas. Si ves que las flores no se abren es por falta de luz. Debes mantener siempre el cepellón algo húmedo. Las flores se marchitan en cuanto les falta agua, pero ten cuidado con los encharcamientos. Cuando las flores estén marchitas, elimínalas. De esta manera conseguirás que las nuevas duren más tiempo. Pulveriza frecuentemente con agua tibia. Lograrás que las hojas y las flores estén frescas, principalmente si se encuentran en sitios con calefacción.

Con las atenciones adecuadas, conseguirás mantener la planta florida por lo menos diez semanas seguidas. Y si el lugar en el que se encuentra tiene temperaturas suaves, aún se prolongará su permanencia durante más tiempo.

Otros cuidados importantes
La luz es fundamental para el correcto desarrollo de los crisantemos, pero cuidado con la exposición solar directa: puede acabar quemando la planta. Asimismo, el calor y el frío son enemigos de esta especie. Necesita temperaturas medias entre 13 y 18º C.

Con la llegada del verano, es necesario incrementar la frecuencia de riego y abonar. Además, si la tienes en el exterior, no es raro que crezca mucho en altura, por lo que es buena idea podar de vez en cuando. Por ejemplo, corta las flores más altas y úsalas para decorar el interior de tu vivienda.

Se reproduce por división de mata o esquejes cuando comience a despuntar la primavera. Separa las matas y siembra las plantas individualmente, regando con moderación. Generalmente suelen enraizar sin problemas.

 

• Margaritas

Es originaria de las zonas templadas del hemisferio norte, donde adorna los campos con su belleza, es una planta herbácea de la familia de las oasteráceas.

Características
Los pétalos de las margaritas tienen una forma alargada y delgada como lengüetas con profundos entrantes. Los pétalos rodean un botón central dorado o amarillo del cual están sostenidos. Las hojas de las margaritas tienen una forma ovalada. Sus tallos son largos y delgados alcanzando en algunos casos hasta un metro de altura.

Las margaritas generalmente florecen por una larga temporada que va desde parte de la primavera hasta principios del invierno. Estas bellas flores se pueden sembrar con semillas, por división o corte. La mejor época para sembrarlas es la primavera.

Entre las técnicas de sembrado que ofrecen mejores resultados está la de dividir las flores tomando una porción de raíces que debe sembrarse en una tierra fértil, húmeda y bien drenada. Riega tan pronto como termines de sembrarlas y continúa haciéndolo frecuentemente para mantenerlas húmedas. Recuerda que no debes excederte.

Si notas que algunos tallos necesitan cierto soporte para mantenerse rectos, entierra una vara o madera junto al tallo y amárralo para darle apoyo. Debes calcular una distancia de 20 a 50 cm. entre planta y planta. Escoge un lugar soleado; a estas flores les hace falta mucha luz natural.

Cuidados y variedades
Las margaritas deben regarse regularmente sin llegar a anegarlas. Para favorecer el florecimiento continuo de tus margaritas trata de quitarles las flores secas de vez en cuando. Tan pronto los tallos alcancen una altura de aproximadamente unos 40 cm. dales unos pellizcos de la parte media para arriba. Eso fomentará la salida de nuevos brotes.

Si notas que aparecen ciertas manchas blancas en las hojas o follaje, seguramente tus margaritas están infectadas. La mejor forma de tratarlas es con un fungicida elaborado a base de triforine. Si puedes conseguirlo, sigue las instrucciones y aplícalo. Si te resulta difícil encontrarlo, consulta en el vivero más cercano.

Durante el invierno puedes proteger las raíces colocando paja en la base de tus plantas. De esta forma estarán resguardadas de las heladas. Tan pronto termine el mal tiempo, retíralas.

Respecto a las diversas clases de margaritas, hay una gran variedad de ‘Chrysanthemun’. Sin embargo, entre ellas, cambia mucho el aspecto de las flores. Entre las margaritas, se cultivan diferentes tamaños de flor, pero todas pertenecen a la categoría de los ‘Chrysanthemun leaucanthemum’ con excepción de la margarita menor, originaria de Eurasia, a la que se le llama ‘Bellis perennis’.

• Violetas

Esta hermosa flor de color vivo y brillante es una de las preferidas en los jardines y en los balcones. Es una planta herbácea de hoja perenne, con flores que se organizan en torno a un largo pedúnculo de cinco pétalos del color que le da nombre. También existen hermosas variedades de color blanco.

Su cultivo es relativamente sencillo y es muy útil para cubrir ciertos lugares del jardín donde apenas incide la luz del sol. Además de ser excelente para decorar los hogares en el exterior y en el interior, posee otras interesantes utilidades, entre ellas medicinales, químicas e incluso gastronómicas.

Cultivo, multiplicación y suelos.

Sus flores duran dos o tres semanas.

La mejor zona del jardín para plantarla es donde no da el sol directamente, ya que prefiere la sombra. Necesita un riego regular, al menos dos o tres veces a la semana, evitando que el terreno llegue a quedarse seco.

No tiene excesivas exigencias con el suelo, aunque es mejor que el terreno sea fresco, compacto y calcáreo. En condiciones salvajes, las violetas crecen en prados y lugares húmedos, al comenzar la primavera. Las flores se pueden recoger y dejar secar para decoración de interiores.

Su utilización
Aunque pueden servir para adornar macetas en balcones y patios, en el jardín es posible formar pequeñas alfombras de flores que cubrirán los suelos de un modo muy elegante. Su aroma sirve para dar sabor a ciertos licores y productos de confitería, además de ser elemento esencial para perfumes y cosméticos.

Tiene propiedades expectorantes, laxantes y antiespasmódicas. Las flores se utilizan para curar catarros con infusiones y jarabes. Las hojas son antirreumáticas, y mejoran la bronquitis, tos y fiebres eruptivas. A la raíz se le atribuyen características expectorantes.

Para elaborar una infusión no hay más que añadir tres gramos de flores secas de violeta en una taza de agua hirviendo. Se deja reposar, se filtra y lista para tomar. Seguro que calmará más de un resfriado.

• Azalea

La azalea es una de las plantas preferidas para adornar una habitación. Aunque realmente es de exterior, si se mantiene hidratada y en un lugar fresco de la casa, se llenará de flores año tras año.

Llegó de oriente y se ha adaptado perfectamente al clima español. Su nombre botánico es Rhododendron indicum, y pertenece a la familia de las Ericáceas.
Las flores son acampanadas, en ocasiones de gran tamaño y muy abundantes. Pueden ser naranjas, rojas, blancas o de tonos rosas. Florece en invierno o a principios de la primavera.

En cuanto al follaje, posee pequeñas hojas verdes, que en invierno se convierten en púrpura, brillantes y resistentes.

Sus tallos son leñosos. Si está en una maceta, puede alcanzar unos 50 cm, pero si se cultiva en el exterior puede alcanzar los 2 m de altura..

Claves para su cuidado
El riego es clave. Debes procurar mantenerla mojada; necesita mucho agua, sobre todo en verano, pero sin que se estanque. Ésta debe ser banda, sin cal; la ideal es la de lluvia.

Sitúala en lugares muy iluminados, pero sin que reciba luz directa. Si está en la calle, que sea un lugar fresco (semisombra).

Conviene que el suelo sea ácido, suelto, rico en humus y bien húmedo.

Sus males... y sus remedios
Puede afectarle el chinche de la piel, que aparece en lugares soleados y secos al final de primavera. Si está en un sitio caliente y seco, los ácaros. Los fungicidas funcionan, pero lo mejor es darle los cuidados adecuados.

La clorosis férrica también puede marchitarla (carencia de nutrientes en el sustrato) o el exceso de calor o carencia de agua. Para devolverle su vitalidad, haz lo siguiente:
Sumerge el tiesto en un recipiente de agua durante 20 minutos (hasta que dejen de salir burbujas a la superficie).
Sácalo y deja que se escurra. A continuación, envuélvelo en papel de periódico y manténlo así toda la noche.
Corta dos tercios de las ramas cuando haya florecido por completo y muestre un aspecto pobre.
Sitúalo en un lugar aireado y claro, y báñalo una vez por semana.

Consejo
La planta florece mejor si las raíces están apretadas, en una maceta pequeña.

Un detalle
Si tiene las hojas amarillentas significa que el agua con que se riega tiene un exceso de cal o falta de nutrientes.



Fuente: www.tusplantas.com









Sitios recomendados - Otros links

Copyright © 2009 Casafacil ® Todos los derechos reservados


Fútbol Hogar Belleza Mascotas